Notas sobre los problemas y curiosidades de una mala traducción.




Nota de nota: Varios de los comentarios son repetición de las notas de cada capítulo en los que se hace alguna referencia a la traducción y se agrega un título o alguna otra observación.



Corrigiendo a los clásicos.


Capítulo 1, página 14.

"[...] muere en Santa Elena, cinco de mayo de 1821, cual yerto quédase, dando el postrero latido."

En el original italiano: "Ei fu siccome immobile" haciendo referencia al primer verso de la famosa oda de Alessandro Manzoni (1785-1873) "Il cinque maggio" (1821 - El cinco de mayo) dedicada a la muerte de Napoleón. La eximia traductora Lozano Miralles detecta la oda y la continúa agregando el segundo verso de su propia factura: donde el poeta dice dado el mortal suspiro...(dato il mortal sospiro) ella traduce: dando el postrero latido. Es evidente que a estos clásicos hay que corregirlos, de otra forma escriben cualquier cosa.



¿Los strachini son quesitos?


Capítulo 1, página 24.

"¿Qué son los quesitos de Broglio?

-¿Qué? ¿A santo de qué te interesan los quesitos?"

Otro abuso de traducción y de libre creación de la Lozano Miralles: el texto original hace referencia a unos quesos italianos. La cita tiene un "suelo" determinado, las intertextualidades deben ser respetadas. El texto dice más o menos:

"¿Qué cosa son los stracchini de Broglio?"
-¿Cómo? El stracchino es un queso suave, pero lo llaman así en Piamonte; aquí en Milán se llama crescenza.

-¿Por qué hablas de los stracchini?".



"Sempre libera la traduzione..."


Capítulo 1, página 27

"pan, tierra y libertad sobre las alas doradas"

Otra frase compuesta de dos partes, uno de los slogans movilizadores de la Revolución Rusa (1917) y parte del primer verso del conocidísimo Himno de los esclavos hebreos de la ópera Nabucco (1842) de Giuseppe Verdi (1813-1901). Este himno se convirtió durante el Risorgimento en la canción patriótica símbolo de la unificación.

Va, pensiero sull'ali dorate / Vuela pensamiento sobre alas doradas
Va, ti posa sui clivi, sui colli, / Vuela y pósate sobre acantilados y colinas,
Ove olezzano tepide e molli / Donde llega tibia y gentil la fragancia
L'aure dolci del suolo natal! / Las dulces brisas del suelo natal!


Nota: En las ediciones inglesa y portuguesa la frase es "Siempre libre sobre las alas doradas." Los desvaríos de Yambo pueden ser confusos pero a veces guardan coherencia, la cita remite a dos óperas de Verdi: la primera es La Traviata, y son las palabras correspondientes a su aria del primer acto Sempre libera; la segunda es el pasaje de Nabucco ya citado. Nuevamente la traductora hace de las suyas. Resulta bastante molesto estar identificando sus ocurrencias y no las de Eco.



Alessandro y Alejandro.


Capítulo 1, página 27.

"Y mientras tanto, los niños decían abuelito, sabía que debía amarlos como a mí mismo y no sabía a quién llamar Giangio, a quién Alessandro y a quién Luca. Sabía todo de Alejandro Magno, y nada del pequeñín mío."

¿Quién es el "pequeñín mío"? ¿No eran tres los nietos? Ahora la traductora pretende respetar el texto de Eco, por lo que deja ininteligible lo que Yambo expresa. En el texto debería decir: "a quién Alessandro y a quién Luca. Sabía todo de Alejandro Magno, y nada de Alessandro, mi pequeñín", para hacer comprensible el texto.



¿Esto se llama utilización?


Capítulo 2, página 40.

"La niebla amarilla que se restriega el lomo en los cristales de las ventanas, el humo amarillo que se restriega el hocico en los cristales de las ventanas, metió la lengua lamiendo los rincones del atardecer, se demoró en los charcos quietos sobre los sumideros, dejó que le cayera en el lomo el hollín que cae de las chimeneas, se enroscó una vez en torno a la casa y se quedó dormido."

La canción de amor de J. Alfred Prufrock (Love Song of J. Alfred Prufrock - 1915) poema de T.S. Eliot (1888-1965). Es el primer poema importante de Eliot, publicado en el libro Prufrock y otras observaciones (1917). Yambo omite dos versos (marcados en negrita):

dejó que le cayera en el lomo el hollín que cae de las chimeneas,
resbaló por la azotea, dio un brinco repentino,
y, viendo que era una suave noche de octubre,
se enroscó una vez en torno a la casa y se quedó dormido.


La versión que pone la traductora Lozano Miralles es idéntica a la que aparece en T.S. Eliot, Poesías reunidas 1909-1962, Madrid, Alianza Ed., 1999, con traducción de José María Valverde. ¿Puede ser una versión igual a la otra? Es muy difícil teniendo en cuenta que ella hizo la traducción del italiano, mientras que Valverde la hace del inglés; y aún cuando la hicieran del mismo idioma sería harto dificultoso que ambas traducciones coincidieran. En ninguna parte la traductora consigna haber tomado de ahí la cita.



¡Una yegua! ¡Una yegua!


Capítulo 2, página 47.

"Mi reino, mi reino por un caballo".

En las traducciones inglesa y portuguesa hay frases diferentes (If wishes were horses, beggars would ride -si los deseos fueran caballos, los mendigos cabalgarían o algo así- y Ó egüinha, egüinha tordilha -oh yegüita, yegüita tordilla) en la traducción al español, puede intuirse que ante una cita intraducible, la traductora Lozano Miralles colocó una frase de su propio cuño, errando la cita de Ricardo III (1542) de Shakespeare: ¡Un caballo! ¡Un caballo! ¡Mi reino por un caballo! (A horse! a horse! My kingdom for a horse! Acto V escena IV). Sin palabras.